Con el paso de los años algunas prótesis puede sufrir desajustes pues los dientes y la encía continúan con su desplazamiento dando como resultado la aparición de espacios que pueden ser solucionados con el cambio de prótesis. El caso en concreto que les vamos a mostrar es el de una paciente que desea cambiarse sus puentes de más de 30 años, pues ha sufrido una merma en su encía dejando unos espacios negros o troneras que le incomodan y desagradan a la paciente  y que vamos a buscar una solución con puentes provisionales para modelar su encía.

 

El aspecto que presentan sus puentes después de 30 años es de la aparición progresiva de unos espacios que estéticamente a la paciente le gustaría que desapareciesen.

 

Imagen al detalle del espacio o tronera en el lado derecho.

 

Imagen al detalle del espacio o tronera en el lado izquierdo.

 

Los motivos de la aparición de estas troneras se deben a la pérdida ósea que se detecta al sondaje periodontal y es visible radiográficamente, destacamos el nivel óseo con un punteado rojo en la radiografía para que pueda ser más fácilmente visible. Sin el soporte óseo, los tejidos blandos no se pueden mantener al mismo nivel y de ahí la aparición de los espacios negros.

 

Le proponemos a la paciente la retirada de sus antiguos puentes y como periodontalmente está estable, retallar sus piezas dentales para colocar un primer juego de puentes provisionales y modelar la encía para cerrar los espacios.

 

Una vez retallados sus dientes con la ayuda de un microscopio, escaneamos digitalmente sus arcadas y diseñamos por CAD-CAM sus puentes provisionales.

 

Analizamos y diseñamos el contacto de las coronas que van a presionar la encía para modelar su forma y poder eliminar las troneras sin necesidad de cirugías ni injertos adicionales.

Primer puente provisional CAD-CAM colocado la misma cita en el que se retallan los dientes.

 

Detalle del lado derecho del cierre de espacios con el puente provisional.

 

Detalle del lado Izquierdo con el puente provisional, la paciente tiene un mayor defecto óseo en este lado por lo que la corona deberá tener un
mayor volumen, al ser el primer provisional, se irá modificando a medida de que se modelen los tejidos blandos antes de la colocación de los puentes definitivos en porcelana.

 

Tras 2 meses de la colocación de los puentes provisionales, estos se cambian por puentes definitivos de cerámica diseñada por CAD-CAM y trabajada los detalles estéticos por el técnico de laboratorio.

 

Este caso a podido resolverse con un cambio de un antiguo puente de metal porcelana mediante el trabajo de los puentes provisionales para modelar su encía y de ahí de la importancia de utilizar estas prótesis de transición que pueden ser modificadas cuantas veces queramos, antes de ir a por los puentes definitivos. Esperemos que este caso les haya resultado ilustrativo y si tienen alguna duda que podamos resolver, no duden dejar sus comentarios.