La tecnología Cad-Cam nos ayuda a obtener coronas tanto provisionales como definitivas en diferentes materiales y con una calidad indiscutible. Para lograr unos resultados estéticos en el sector anterior, el empleo de coronas provisionales es clave para lograr excelentes resultados. Vamos a ilustrar un caso a modo de ejemplo de los pasos que se dan en este tipo de tratamiento.

La paciente acude a la consulta demandando estética para sus dos incisivos centrales superiores, cerrando su diastema.

 

Se tallaron ambas piezas con la ayuda del microscopio.

 

Detalle del tallado completo. Con la magnificación podemos revisar con todo lujo de detalles el acabado de las preparaciones. Esto permite que la cámara de captación consiga un escaneado perfecto.

 

Diseño Cad-Cam de las coronas provisionales. Al ser un provisional, en este diseño vamos a unir ambas coronas para que la estructura ofrezca más resistencia, a la espera de la fabricación de las coronas de porcelana sin metal de disilicato.

 

Una vez talladas las coronas Cad-Cam provisionales en un tiempo aproximado de 30 min, se cementan de forma temporal.

 

Sonrisa de la paciente. Gracias al archivo del diseño, se volverán a tallar las coronas pero en cerámica de disilicato que serán enviadas al laboratorio protésico para el maquillado y texturizado.

 

En este caso como en todos los que empleamos Cad-Cam, conseguimos en una sola cita tallar, diseñar y fabricar unos provisionales con perfecto ajuste y gracias al mismo archivo creado, podemos mandar la información o tallar las coronas definitivas, trabajando codo con codo con nuestro laboratorio protésico y reducir el número de visitas a nuestros pacientes en la consulta.

Esperamos que este caso les sea útil para comprender este procedimiento y ante cualquier duda, les invitamos a dejar sus comentarios en el blog.