El blanqueamiento dental es un tratamiento dental estético que consiste en reducir varios tonos el color original de las piezas dentales, ofreciendo un aspecto de dientes más blancos y brillantes.

 

¿En qué casos va a funcionar?

En la dentición amarillenta, que ocurre por los cambios producidos en la dentina. Con el paso del tiempo, el aspecto de los dientes se va deteriorando y es en estos casos donde el tratamiento va a responder muy bien.

 

¿En qué casos no va a funcionar?

En las decoloraciones por fármacos como las tetraciclinas, que van a producir un color grisáceo. Tampoco cambiarán de color las obturaciones (empastes) ni las carillas ni coronas ya existentes. En el caso de los dientes endodonciados, si se produce un cambio de coloración puede ser tratado mediante un blanqueamiento interno y en aquellos casos que sea demasiado intenso, mediante restauraciones que cubran al diente (coronas dentales)

 

¿Cuál es el mecanismo?

El blanqueamiento dental es cualquier proceso que aclara el color de un diente. Esto puede conseguirse por eliminación física de la mancha o una reacción química para aclarar el color del diente. El blanqueo dental se define aquí como la degradación química de los cromógenos. El ingrediente activo en la mayoría de los productos de blanqueamiento es el peróxido de hidrógeno o el peróxido de carbamida. El peróxido de carbamida es un complejo estable que se descompone en contacto con agua para liberar peróxido de hidrógeno.
Las manchas en los dientes consisten en compuestos de color o tonos más oscuros llamados cromógenos. Éstos se acumulan en el diente de forma intrínseca o extrínseca. Los cromógenos se dividen en dos categorías: los compuestos orgánicos y compuestos que contienen metal.

El blanqueo de los compuestos orgánicos con peróxido de hidrógeno implica la reacción química en la estructura molecular de las tinciones. Esto hace que el cromógeno se transforme en un compuesto de color más claro.

 

¿Este tratamiento duele o es perjudicial para mis dientes?

El gel blanqueador no provoca destrucción del esmalte dental, por ello es el tratamiento de elección más conservador para mejorar la estética dental en caso de dientes sanos pero con una coloración menos favorecida. Por la reacción química que produce, podría suceder una ligera sensibilidad dental transitoria que no va mas allá de las primeras 48 horas tras el blanqueamiento. Incluso si un paciente quisiera aumentar el aclaramiento, puede volver a tratarse una semana después.

 

¿En qué consiste el tratamiento?

A continuación, presentamos un caso con el protocolo que realizamos en nuestra clínica.

 

2 semanas antes del tratamiento

El paciente acude a la consulta buscando una mejora estética mediante blanqueamiento dental.

El paciente acude a la consulta buscando una mejora estética mediante blanqueamiento dental. Para que el resultado sea óptimo, se realizará una limpieza y pulido de la superficie de los dientes, 2 semanas previo al blanqueamiento, así evitaremos el sangrado de encías y tendremos la superficie preparada para recibir el gel.

 

Comprobamos mediante una guía de color el tono y saturación que tiene previo al tratamiento.

Comprobamos mediante una guía de color el tono y saturación que tiene previo al tratamiento. Durante las 2 semanas se cepillará los dientes con una pasta desensibilizante y una hora antes de la cita para el blanqueamiento, se tomará un analgésico para prevenir la posible sensibilidad.

 

Día del blanqueamiento dental

2 semanas más tarde, el día del tratamiento. Se aislará la boca separando los labios, mucosas y aislando la encía.

2 semanas más tarde, el día del tratamiento. Se aislará la boca separando los labios, mucosas y aislando la encía.

 

Aislamiento completo de la encía y mucosas. El separador tiene un mordedor para estar en una posición de boca abierta pero sin cansarse.

Aislamiento completo de la encía y mucosas. El separador tiene un mordedor para estar en una posición de boca abierta pero sin cansarse.

 

Colocación del gel sobre los dientes. Se trata de otro paciente que hemos querido poner su foto para ilustrar el aspecto del gel sobre los dientes con el aislamiento colocado.

Colocación del gel sobre los dientes. Se trata de otro paciente que hemos querido poner su foto para ilustrar el aspecto del gel sobre los dientes con el aislamiento colocado.

 

Colocación de la lámpara blanqueadora. El paciente estará en una posición reclinada y con unas gafas de protección para evitar la luz de la lámpara.

Colocación de la lámpara blanqueadora. El paciente estará en una posición reclinada y con unas gafas de protección para evitar la luz de la lámpara.

 

La luz activa el gel blanqueador que se colocó sobre los dientes que queremos aclarar. Recoemndamos a nuestros pacientes que se traigan su música para estar disfrutando de lo que les gusta mientras el producto hace el efecto. La duiración del tratamiento es de una hora como máximo.

La luz activa el gel blanqueador que se colocó sobre los dientes que queremos aclarar. Recoemndamos a nuestros pacientes que se traigan su música para estar disfrutando de lo que les gusta mientras el producto hace el efecto. La duración del tratamiento es de una hora como máximo.

 

La lámpara tiene 4 sesiones de 15 minutos cada una. Cuando termina una sesión, retiramos el gel y comprobamos el efecto. Si llegamos al tono objetivo en menos sesiones, pararíamos y así evitar un blanqueamiento excesivo que le daría un aspecto poco natural a los dientes.

La lámpara tiene 4 sesiones de 15 minutos cada una. Cuando termina una sesión, retiramos el gel y comprobamos el efecto. Si llegamos al tono objetivo en menos sesiones, pararíamos y así evitar un blanqueamiento excesivo que le daría un aspecto poco natural a los dientes.

 

Justo al terminar las 4 sesiones, retiramos el aislamiento. Los labios son protegidos con un gel de vitamina E para evitar que se sequen por la gasa aislante.

Justo al terminar las 4 sesiones, retiramos el aislamiento. Los labios son protegidos con un gel de vitamina E para evitar que se sequen por la gasa aislante.

 

En el momento de haber blanqueado, no es el correcto de valorar el resultado, pues otro efecto del gel es el de deshidratar las piezas dentales. Para que se rehidraten, hay que esperar 10 días y el resultado será mucho más natural.

En el momento de haber blanqueado comprobamos el tono conseguido con la guía de color. Sin embargo, no es el correcto de valorar el resultado, pues otro efecto del gel es el de deshidratar las piezas dentales. Para que se rehidraten, hay que esperar 10 días y el resultado será mucho más natural.

 

Resultado a los 10 días del blanqueamiento, el paciente no ha tenido ningún problema de sensibilidad post-tratamiento.

Resultado a los 10 días del blanqueamiento dental, el paciente no ha tenido ningún problema de sensibilidad post-tratamiento.

 

Foto de sonrisa, el aspecto logrado es natural y estético, evitando tratamientos invasivos como carillas o coronas de porcelana.

Foto de sonrisa, el aspecto logrado es natural y estético, evitando tratamientos invasivos como carillas o coronas de porcelana.

 

Foto comparativa del antes y después para valorar los resultados.

Foto comparativa del antes y después para valorar los resultados.

 

Esperemos que esta información y el caso hayan sido ilustrativos para comprender el funcionamiento del blanqueamiento dental y sus resultados.

Solicite su cita

You have Successfully Subscribed!

Pin It on Pinterest