El caso que les vamos a presentar se trata de una intervención para retirar un canino incluido de dentición permanente, pues no tiene opción de ser traccionado mediante ortodoncia para ser reposicionado en la arcada. La prevalencia de los caninos incluidos o impactados en el maxilar inferior es del 0,35-1,29%, mucho menos común que en los casos del maxilar superior, del 0,2% al 3,6%. Pasamos a presentar el caso de un paciente de 30 años a continuación.

 

El paciente acude a la consulta para solucionar su malposición dental mediante tratamiento de ortodoncia.

 

Aspecto oclusal superior donde se aprecian los espacios interdentales.

 

Aspecto oclusal inferior, donde la maloclusión es mucho más llamativa.

 

En el estudio radiográfico, se ven las dimensiones en la línea media del canino derecho impactado y la imposibilidad de traccionarlo, se opta por la extracción previo a la ortodoncia. En el futuro se repondrá esa pieza con una prótesis implanto soportada de ese canino, mientras que el izquierdo podrá ser traccionado al poseer una mejor orientación dentro de la arcada.

 

El primer paso de la intervención quirúrgica es el despegamiento y apertura de la ventana ósea que encapsula al canino incluido.

 

Al ser un diente impactado, también puede estar anquilosado, es decir, existe una fusión entre el hueso y la superficie del diente, algo común en los pacientes adultos. Esta situación complica la extracción pero mediante la técnica de odontosección  y un cuidadoso despegamiento, se van extrayendo los fragmentos.

 

Algunos de los fragmentos del canino incluido.

 

El espacio que ocupó el canino, es rellenado con biomaterial para evitar el colapso de los tejidos y favorecer a la regeneración ósea.

 

Cierre por primera intención mediante sutura reabsorbible.

 

Radiografía de control, donde se aprecia que el relleno con biomaterial es completo, esto permitirá al organismo regenerar el defecto óseo de forma predecible.

 

Los dientes impactados son aquellos dientes permanentes que estando destinados a salir para la sustitución de la dentición temporal, se encuentran obstáculos de diverso origen, lo que impiden su salida. Exceptuando los cordales que la extracción suele ser el tratamiento de elección, el resto de la dentición merece la segunda oportunidad de ir al lugar que le corresponde y la ortodoncia es el medio principal para conseguirlo. 

Pero no todas las situaciones son posibles y este caso que les presentamos es prueba de ello. Esperamos que les haya sido ilustrativo para conocer el procedimiento ante esta situaciones.

Solicite su cita

You have Successfully Subscribed!

Pin It on Pinterest