Existe una idea extendida de que los implantes orales o dentales al ser de titanio y estar anclados al hueso, no necesitan de ningún cuidado y mantenimiento por parte del paciente. Esto no es cierto y aquí vamos a dar unos consejos para el control y prevención de futuros problemas.

El mayor riesgo es una inadecuada técnica de higiene que permita que se acumule la placa bacteriana y esto permita la aparición de la periimplantitis.

La periimplantitis como la periodontitis, son reacciones inflamatorias provocadas por la placa bacteriana que tiene como daño colateral la destrucción del hueso alrededor del implante dental. Para la prevención de dicho problema está las técnicas de higiene y las visitas de mantenimiento a su dentista.

El cepillado convencional: el ideal es después de cada comida, o como mínimo cada 12 horas. Lo que sí hay que hacer incapié es en el cepillado de la encía alrededor de los implantes o dientes para eliminar cualquier rasto de inflamación. El cepillo puede ser manual de dureza media o eléctrico.

Los cepillos interproximales: son una buena alternativa para limpiar entre los espacios de las prótesis con los dientes adyacente o debajo de la prótesis fija. Si es una prótesis removible habrá que limpiar por un lado la prótesis con los cepillos específicos para éstas y por otro lado cepillar las barras o anclajes unidos a los implantes y que sirven de sujeción a la prótesis.

Los irrigadores orales, son unos dispositivos que tienen un deposito de agua para ser lanzada a presión y que pueden resulta una alternativa para facilitar la higiene de debajo de las prótesis fijas y puentes, pero no sustituye a todo lo anterior.

Finalmente es imprescindible ir a las visitas periódicas de mantenimiento con el higienista o dentista para que retire la placa bacteriana que se ha mineralizado y ya no puede ser retirada con cepillos, mediante los aparatos de ultrasonidos, también se analiza el estado del hueso alrededor de los implantes, así como revisar o cambiar los componentes tipo tornillos o aditamentos de la prótesis que lo requiriese.

Esperemos que estos consejos sean útiles para mejorar el mantenimiento y cuidados de los implantes dentales y prevenir el riesgo de su pérdida a causa de la periodontitis.

Pide cita sin compromiso

You have Successfully Subscribed!

Pin It on Pinterest